Pon a prueba el ‘sienta’ de tu perro

Pon a prueba el ‘sienta’ de tu perro

En el post de hoy además de hablar de cómo enseñar a tu perro a sentarse vamos a complicar un poco el ejercicio para que sea realmente un reto para tu perro.

 

Antes de enseñar cualquier cosa a tu perro hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta.

 

CONSEJOS PARA ENSEÑAR A TU PERRO :

  • Ves al ritmo de tu perro.
  • ¡PROGRESIVO!  Es importante que vayas avanzando poco a poco , asentando cada paso que des .
  • Aprender para tu perro tiene que ser DIVERTIDO.
  • Investiga para saber que es lo que más le motiva a tu perro.
  • Entrena por separado todo lo que irás viendo en el vídeo: liberación, sentado y autocontrol. Así te será mucho más fácil que tu perro lo entienda.

FASE 1: ENSEÑAR A TU PERRO A SENTARSE DESDE 0

Si bien es cierto que el comando ‘sienta’ es lo primero que se le enseña a un cachorro/perro cuando llega a casa, también hay perros que nunca se lo han enseñado.

Para enseñar  a un perro, lo que haremos será guiarlo con la mano. Con un premio en la mano guía a tu perro desde el de pie al sentado. En el vídeo puedes verlo mejor, explicado es un poco complicado de visualizar 🙂

Sobretodo ves paso a paso, sino sólo conseguirás que tú y tu perro os frustréis.

 

FASE 2: ENSEÑAR A TU PERRO A SENTARSE HASTA LA LIBERACIÓN

Te preguntarás que es eso de la liberación. Es una palabra que le dice a tu perro que lo que estabais entrenando se ha acabado.  En nuestro caso sería el ‘sienta’. Puedes escoger la palabra que tú quieras. Yo a los míos les digo ‘LIBRE’, pero puedes decirle: ale, ya está, tú solo, se acabó, a tu rollo, FREE! . Lo ideal sería que fuera una palabra que no usaras para nada más que para decirle a tu perro que ya se ha acabado el ejercicio.

Hay muchas maneras de enseñar la liberación. Por ejemplo, cuando vas a dejar salir del coche a tu perro puedes decirle la palabra, así entenderá que sólo puede salir con esa palabra.

En el ejercicio que estamos entrenando sería premiar que se sentara, aguantar unos segundos y decirle la palabra de liberación. Sé paciente y ves aumentando el tiempo poco a poco. En el vídeo verás que con mis perros parece fácil, llevamos muchos días entrenando!

FASE 3: AUMENTAR LOS ESTÍMULO PARA PONER A PRUEBA EL SIENTA DE TU PERRO.

Una vez nuestro perro entiende que tiene que sentarse hasta que se lo digamos, podemos empezar a  poner estímulos cómo comida o  juguetes.

Empieza en un lugar sin estímulos para que tu perro esté totalmente concentrado.

Combinaremos un el ejercicio de sienta con un ejercicio de autocontrol, es decir, pondremos la comida cerca y sólo se la daremos si está tranquilo y no va hacia ella.

Justo en estos días mi gran amiga Alba de Simiperrohablara junto a otro gran amigo, Dani Pardos han lanzado un curso basándose en el autocontrol y además es GRATIS. ¡No te lo pierdas!

FASE 4: AUMENTAR LA DIFICULTAD: MOVIMIENTO EN LOS ESTÍMULOS. 

Para un perro es mucho más difícil si el estímulo se mueve. Por ejemplo, una pelota en movimiento o comida que cae al suelo.

SOBRETODO! no quieras correr, sé que es fácil venirse arriba y hacer sesiones de entreno más largas o que los ejercicios sean más difíciles de lo que has entrenado.

Evita esto! intenta ir poco a poco asentando cada uno de los ejercicios para que tu perro asimile bien todo lo que le vas ensseñando.

 

En resumen, dedica tiempo a poner a prueba a tu perro y que así tenga retos mentales cada día. No te quedes en ejercicios que ya conoce y repite ya de manera mecánica

 

Añadir comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *