Inicio » Autonomía canina- capítulo 182

Autonomía canina- capítulo 182

3 Comentarios

  1. Monica

    Me ha encantado que trates el tema de la autonomía enlazándolo con la comida. No me voy a enrollar mucho porque acabaría ocupando tres comentarios, pero quería darte las gracias, como siempre, pero hoy quizá todavía un poco más. Me siento insegura y, no lo voy a negar, todavía estoy en el proceso de dejar ir la culpa. Que mis piracanas sean autónomas y se sientan libres es una de mis prioridades. Pero querer que Asia fuese libre sin tener en cuenta que ella no tiene las herramientas para discernir qué sí y qué no debe meterse en la boca, por ejemplo, pudo (y puede) hacerle mucho daño. Más aún conociendo la ansiedad por la comida que tiene en la calle. Cosa que también me provoca un puré de sentimientos, porque aunque me lo he trabajado, aún hay algo ahí dentro que me hace sentir que tengo que darle algo más, que no soy suficiente. Recuerdo en una de las primeras clases de educación canina, que no hicieron más que insistir en que si un perro busca tanto la comida por la calle, o tiene algún problema físico, le faltaban nutrientes o no tiene las necesidades básicas cubiertas…Y, claro, yo que estoy tan atenta a que tengan cubiertas, no sus necesidades básicas, que como siempre dices eso sería una vida mediocre, sino realmente darles a cada una todo lo que puedo y veo que necesiten, eso te hace sentir como el ****. Así que escucharte ha sido otra ayuda para conciliarme conmigo misma. Bueno, menudo mensajito me ha quedado😂 Por cierto, 100% de acuerdo con la PD!!!! En humano y en perruno. Totalmente. Ni más alto, ni más claro, ni más potente, ni más sincero. Gracias Pat. Que bonito es sentirnos acompañadas. No me imagino este camino sin haberte encontrado, y gracias a ello haber encontrado otras exploradoras que sienten parecido. Que sí, que igual somos una burbuja…pero qué burbuja tan molona.

    Responder
  2. CAROLINA

    He pensado …. Este melón es mío, por que he sido tan cansa en pensar y decir que mi piracan me sigue a todas partes, me espera en todas partes y me tiene tan en cuenta para todo que yo misma resolví: no tiene autotomia, y tiene «apego tóxico». Gracias Pat, por que cada vez lo tengo más claro: nada de eso!!! Soy su guía, me ha elegido y sabe hacer y hace muchísimas cosas sin mí. Pero me busca para hacer camino juntos. Ya no me cuestiono, y el asunto no me ocupa más. Resuelto!!!

    Responder
    • PAT Educadora Canina

      Por supuesto, Copito es tu compañero. Una cosa no quita lo otro. 🙂

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Biblioteca canina

Hablamos sobre…

Recuerda, tienes disponibles otros recursos relacionados con este tema en mi web:

clase gratuita el cachorro en casa
El cachorro en casa
Primeros pasos para convertir a tu cachorro en un perro todoterreno feliz