[PODCASTperros] Capítulo 101. Comparte tu boda con tus perros

[PODCASTperros] Capítulo 101. Comparte tu boda con tus perros

 

¡Hola a todos! 

3,2,1… empezamos la sexta temporada de PAT! 

Aquí estamos de vuelta. ¿Qué tal tu verano?

 

El mío muy muy intenso. En estos meses he compartido 5 retiros con personas y perros maravillosos, he recibido formación sobre negocios que ha cambiado mi mente, he creado un nuevo proyecto (si eres profesional del sector canino te interesa: Buque Piracan- Escuela de negocios caninos), hemos ampliado el equipo, mejorado la web un montón y oye.. me he casado jajaja 

¡Ahí es nada!  

Estoy y soy muy feliz. 

 

En el Podcast de hoy voy a hablarte de esto último. Pero no como prensa rosa.  Sino para divulgar y hacer ver que nuestros perros son parte de la familia. Y los días tan señalados como el de tu boda también pueden acompañarte. 

Primero diré, que hay tantos tipos de Boda como personas. De hecho, después de vivirlo en primera persona, te diré que seas fiel a tu manera. No te dejes llevar por la corriente bodil que nos quiere absorber jajaja 

Y luego, que tu perro te acompañe no es obligatorio ni necesario. Para saber si es vuestra (la de tu perro y tuya) mejor opción vamos a analizar la situación.

Bueno, al  lío.

¿Qué tienes que tener en cuenta para que tu perro te acompañe el día de tu boda?

 

 

 

1. ¿Tu perro es tu mascota? 

Me horroriza dirigirme con esa palabra a mis compañeros de vida, a parte de mi familia.

Tiene connotaciones de propiedad. 

Mi amiga Alba de Si mi perro hablara, lo describe genial en unos de sus post (https://simiperrohablara.com/rae-elimina-palabra-mascota-para-referirse-a-perros/)

Denominarlos “mascotas” no ayuda a que algunas personas entiendan que son seres que piensan, sienten y que tienen unas capacidades/necesidades diferentes a las nuestras pero que deben ser comprendidas y respetadas.

 

Aunque sé que a veces se usa ese término por cultura, por costumbre. Con esto sólo quiero que reflexiones sobre el término con el que te diriges a tu perro. 

¿A qué viene esto?

Cuando estuve buscando información sobre este tema en internete, encontraba artículos donde el perro era un atrezzo más en la boda. En pocos se tenía en cuenta su bienestar o si realmente era beneficioso para él. 

Si estás aquí, estoy segura que consideras a tu perro como un miembro más de la familia.  Así que, partimos de la base que el bienestar de tu perro pasa por encima del postureo. 

Sigo…

 

2. ¿Tu perro va  a disfrutar del sarao bodil? o mejor dicho , tu perro en tu boda. 

Como he dicho anteriormente, hay muchos tipos de boda. Llevar a tu perro en este día tan señalado es genial, pero no obligatorio. 

Analiza si por el tipo de boda que vas a realizar tu perro va a disfrutar.

¿Está cómodo rodeado de gente? ¿Sabe estar solo? ¿Habrá lugar para pasear y poder estar tranquilo? 

 

Sería como una intersección entre tipo de boda – carácter de tu perro – calibre del sarao

Si va a ser una fiesta de un día, si va a ser bodorrio, o una boda de varios días, tu perro va a tener su momento… Más adelante también veremos ideas para que tu perro participe en tu boda. 

Cada caso habría que valorarlo en particular.  Son muchas cosas a tener en cuenta. 

3. Presentación perros de la familia

Muchas veces vienen familiares de fuera, y en esa familia viene también un miembro canino. 

Como ya os he explicado en otras ocasiones, la mejor manera de conocerse es paseando por el exterior

En nuestro caso estuvieron además conviviendo en casa toda la semana anterior. Con lo que ya eran un equipo 🙂 

En nuestro caso, éramos 6 Piracanes y las 3 Marías. En total 9 perros. 

 

4. El lugar de tu boda para que pueda acompañarte tu perro 

Cada vez son más los lugares que nos acogen con nuestro perro. Pero por desgracia son la minoría. Personalmente hace años que no gasto dinero en lugares que no aporten su granito a que los perros puedan formar parte de nuestra vida. Los retiros caninos son en lugares no sólo que aceptan perros, sino que comparten nuestra pasión. Bueno, quizá no tanto, pero un poco. 🙂 

Así que, el lugar es importante para que estéis a gusto, y disfrutéis todos de ese día. 

En Casa Grande Do Bachao, cerca de Santiago. Nos sentimos como en casa, y mira que éramos 9 perros. 

Importante: 

  • Lugar que adoren a los perros.
  • Espacio para que se relaje.
  • Cerca de un lugar para quedarse.

 

5. Planificación (¡ja!) 

No soy la persona más indicada para hablar de planificación. La verdad, que todo ha sido improvisado, menos lo que respecta a mis piracanes. No sabía que canción, ni siquiera que vestido iba a llevar a  la firma, pero cómo iban a estar mis perros, sí! 

Cada boda/perro es un mundo, así que piensa cuál es la mejor opción para ello.

A destacar: 

  • Persona responsable.
  • Cuidador que esté por él, y pueda llevárselo a un lugar para descansar.

6. Propicia que tu perro tenga un lugar de descanso durante la boda 

Un evento de este calibre, por muy íntimo y tranquilo que sea es mucho para un perro.

Así que, es importante que sepas en qué lugar va a quedarse tu perro. En qué lugar va a descansar. Lo ideal es casa. También puede ser una opción que tu perro se quede en su guarida, o en la habitación o la opción que se te ocurra. No hay opciones mejores que otras. Lo importante es adaptar la situación al bienestar de tu perro. 

 

7. Vestir a tu perro para el día de tu boda 

Muchos piensan que ponerle una pajarita a tu perro, es humanizar. Y así es. A ellos les da absolutamente igual llevar pajarita, un arnés de colores, peinados, y un largo etcétera. 

Las pajaritas y fracs los llevaban porque a MÍ me hacía ilusión, no por ellos. 

Escoge aquello con lo que estén cómodos. Por eso mi madre se curró unos fracs cosidos a su arnés. Así, era algo familiar para ellos. 

Y ya que empiezo cañera, te diré que no te dejes engañar por las apariencias. Un perro con lacitos puede ser más feliz que uno que no le han puesto nada en su vida. Lo importante es que tu perro tenga sus necesidades emocionales, físicas y mentales cubiertas. 

 

8. ¿Cómo puede acompañarte tu perro en el día de tu boda?

Acompañarte sin más. 

Ésta es la decimos.  Al inicio empecé a pensar en dejarlos a todos quietos y llamarlos de uno en uno. Pero no me dió tiempo a entrenar, y luego pensándolo mejor, me dí cuenta de que nuestra manera de relacionarnos es a lo loco. 

Y así fue ese día. Sin protocolo, simplemente estar juntos. 

No quiere decir que si queréis hacer algo esté mal, sino que disfrutes sólo de la compañía de tus perros. 

 

9. Llevar los anillos

Sería cómo las damas de honor. En este caso tenemos varias opciones:

  • El perro viene a la llamada.
  • Una persona lo guía hasta el lugar.
  • El perro realiza una habilidad para llevar los anillos.
  • El anillo lo lleva porteando un cesto.
  • El anillo lo lleva en el arnés.

Yo personalmente, veía a Domi zampándose el anillo y yendo de urgencias jajaja . 

Desglosa cada situación y empieza a practicar esa situación. Y claro está! siempre como un juego divertido. 

 

10. Gestiona TUS expectativas

Para mí fue nuestra boda perfecta. Pero no porque no hubieran cosas mejorables, sino porque disfruto de lo que viene y me cuesta mucho ver problemas.

Respecto a mis perros intento disfrutar de lo que son, de lo que hacen y me esfuerzo para que se sientan felices. El resto no lo puedo controlar.

Así que, disfruta de ese día, y déjate de tantas cosas marcadas. Tu perro es parte de tu familia, igual que no esperas que tu primo sea comediante profesional , no esperes que tu perro tenga que hacer nada en especial. Lo importante es que disfrutéis y estéis juntos. 

 

 

EXTRA: Comparto mi caso

Nuestra boda ha sido íntima, éramos 20  invitados, de los cuales prácticamente todos conocían a nuestros perros. 

Casa rural espectacular, Casa Grande Do Bachao, a 20 minutos de casa. Organizamos rollo un retiro bodil jajaja es decir, de viernes a domingo. Cada uno con su habitación y sin protocolo, cada uno hacía lo que quería: piscina, tomar algo, pasear… Para que os pongáis en contexto. 

¿Cómo hemos organizado?

Fuimos al lugar unos días antes con los piracanes (mis perros) , para que descubrieran el lugar , olores, y también poder ver ‘in situ’ cómo nos íbamos a organizar. 

Viernes les trajimos después de comer, y salimos parte de la familia a pasear por el campo. Era nuestra boda, ¿qué esperabas?  la familia que pasea unida, permanece unida jajaja. 

Antes de cenar el novio les llevó a casa, les dió de cenar y les dejó descansando. 

El novio pringó un poquito yendo y viniendo con ellos .  Al día siguiente, después de desayunar y antes del paripé fue a buscarlos. 

Hicimos un paseo , sí! antes de prepararnos, también hubo bañito en la piscina pre-paripé. 

Tuvimos a disposición la caracaolilla (furgo) con sus transportines. 

Los piracanes nos acompañaron mientras nos maqueábamos para la ocasión, el mini-consejo bodil lo demuestra ;). 

Ellos también iban maqueados, mi madre se curró unas camisas cosidas a sus propios arneses. De manera, que estaban súper-cómodos. Sinó hubiera sido necesario acostumbrarlos a llevar algo distinto. 

Estuvieron con nosotros durante el paripé, o también llamada ceremonia, todos menos Domi estuvieron sueltos. Cada uno pidió mimos, se tumbó a la sombra, nos acompañó.. lo que quiso! 

Una vez pasado ese momento, sesión de fotos sin postureo. Lo siento Susana, no soy muy buena posando, bueno, es que lo odio! Quizá no te lo crees porque siempre pongo mi careto en los vídeos, pero eso es otra cosa. Bueno, al lío,  que fuimos paseando a nuestro rollo mientras Susana, hizo unas fotos muy chulis. 

 

A la par de fotos, fueron paseando, oliendo… 

 

Durante la comida, menos Bongo, que fue el enchufado y estuvo todo el rato a mi vera. Y los perrins invitados que también estuvieron en la mesa. Aunque ni los camareros se dieron cuenta. El resto estuvieron descansando en la furgo con las puertas abiertas y a la sombra. 

Después de la comilona, salimos a pasear , qué falta nos hacía a todos y el marido ya en ese momento, se los llevó a casa.  Aunque no lo parezca para los perros también son muchas emociones y es importante que descansen.

¿Porque se pudo hacer así?

  • Mis piracanes están acostumbrados a todo. Son perros todoterreno.
  • Porque viven con nosotros día a día en el mismo espacio.
  • Les dedicamos tiempo a sus paseos y necesidades.
  • Vivíamos cerca del lugar.
  • Nuestra casa tiene acceso al jardín. No dependen de nosotros exclusivamente para realizar sus necesidades.
  • Están acostumbrados a descansar en su guarida, transportín.
  • La temperatura era adecuada para poder dejarlos dentro.
  • La persona encargada es un sol y dedicó el tiempo a llevarlos y traerlos.

 

Así que bueno, sueña la boda que quieras pero disfruta de lo que suceda. Que al final lo que importa es quererse, respetarse y disfrutar del camino juntos. Y en ese juntos, al menos para mi, incluyo a mis perros SIEMPRE.

Y aquí te dejo el artículo tan bonito que nos hizo Sr. Perro:

 

Ah! y no… a la luna de miel no nos van a acompañar. Pero eso en otro capítulo.

 

Hasta la semana que viene.

 

 

 

Añadir comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.