Cómo viajar en el metro de Barcelona con un perro

Cómo viajar en el metro de Barcelona con un perro

Viajar en el metro de Barcelona con un perro puede parecer una tontería pero hay muchas cosas a tener en cuenta antes de emprender el primer viaje. 

Puede parecer que sólo es importante que tu perro esté acostumbrado al bozal, pero hay muchas más cosas a tener en cuenta. Para empezar debes tener claro cuál es el horario y las condiciones para que los perros puedan viajar en metro de la ciudad condal. Además te daré una serie de consejos prácticos para que puedas viajar con tu perro en el metro de Barcelona o de cualquier ciudad del mundo. ¡Comencemos!

NORMAS PARA VIAJAR EN EL METRO DE BARCELONA CON UN PERRO

Para garantizar una buena convivencia entre perros y humanos el metro de Barcelona ha puesto una serie de normas que debes tener en cuenta.

¿Qué debes saber para acceder al metro de Barcelona con tu perro?

  1. Si tu perro es de servicio o guía, no tendrás ninguna limitación para acceder al metro.
  2. TODOS los perros que accedan al metro deberán estar tener su chip.
  3. Pueden acceder los días LABORABLES  entre el 11 de septiembre y el 24 de junio, los perros NO  pueden acceder al metro entre las 7.00 y las 9.30 h ni entre las 17.00 y las 19.00 h. Si os fijáis coincide con salidas y entradas al cole y trabajos.
  4. Sólo se permite que viaje  un perro por persona.
  5. Los menores de 16 años no pueden llevar perros considerados potencialmente peligrosos según la normativa vigente. Las personas que los lleven deben disponer de la licencia y la certificación acreditativa de inscripción del perro en el registro municipal.
  6. Desde el acceso del metro hasta la salida a la calle, los perros deben ir con bozal y sujetos en todo momento con una correa no extensible y a una distancia inferior a 50 cm de las personas que los lleven. El bozal según la normativa en el punto 5e, debe ser de cesta. Se prohíben aquellos bozales que impiden abrir su boca en el interior.
  7. Los perros pueden acceder a los ascensores y escaleras de piedra. No por las escaleras mecánicas.
  8. Nuestros perros NO  pueden ocupar un asiento, por mucho que les encante!
  9. Cada uno es responsable de su perro. Y como tal tiene que velar para que la entrada de su perro ocasione las menores molestias.
  10. En momentos de gran aglomeración de personas y cuando la seguridad de los usuarios y de los propios animales lo requiera, la empresa puede limitar la admisión de los perros.
  11. Si a pesar de que todos los que estamos divulgando la información para que no haya ningún problema y alguno de vosotros incumple alguna de estas condiciones, la persona cometerá según las circunstancias, una infracción grave o leve (de conformidad con los artículos 64.s) o 65.p) de la Ley 4/2006, de 31 de marzo, ferroviaria. Es decir, una sanción leve se llama entre 0 y 6000 euros , y una grave entre 6001 y 30000 euros.

Para poder cumplir con la normativa debemos preparar a nuestro perro para unas cuantas cosas:

  • Llevar el bozal
  • Ruidos en el andén y dentro del vagón del metro.
  • Muchas personas juntas. otros perros en un espacio reducido.
  • Entrar y salir por puertas estrechas y automáticas.
  • Subir y bajar escaleras estrechas llenas de gente.
  • Estar quieto durante el trayecto.

Os explicaré lo que tenemos que tener en cuenta en cada punto y cómo enseñar a nuestro perro a no tener miedo o ponerse nervioso ante los desafíos que se va a encontrar cada vez que viaje en metro.

LLEVAR BOZAL

Acostumbrar a tu perro a llevar bozal es más fácil de lo que te imaginas. Como cualquier entrenamiento debe ser progresivo y agradable para tu perro.

Primero escogeremos un bozal correcto para nuestro perro, os recomiendo uno de cesta como el que véis en la foto. Este tipo me encanta porque además de que pueden respirar tranquilamente, también podemos premiar durante el trayecto.

Tenemos que tener en cuenta varias cosas para este punto: acostumbrarse a llevar algo en el morro, que le apriete en la nuca.

Lo ideal es ir haciendo paso a paso. Por ejemplo,

  1. Simplemente con el bozal en la mano (sin ponérselo) premiar que se acerque
  2. Cada vez que meta el morro premiar. También podemos inducir con premios dentro del bozal para que no lo vea como algo negativo.
  3. Poco a poco id consiguiendo que mantenga el morro má´s tiempo, a la vez que le vais a acostumbrando a tener algo en la nuca. Es decir, id abrochando o simplemente aguantando la parte de atrás.
  4. Una vez acostumbrado a llevar algo en el morro, y algo en la nuca. Le pondremos el bozal, abrocharemos, premio y se l oquietarmoes.
  5. Y como último paso asociaremos el bozal no sólo la metro o por obligación, sino que realizaremos actividades divertidas como: ir al parque, a la playa, a la montaña, a correr… Etc… Actividades que le encanten.
  6. Ahora te toca generalizar, es decir, que se acostumbre en cualquier sitio y cualquier momento. Así´, que no dejes de ir poniéndoselo asiduamente.

bozal-para-perro

Si eres de mis alumnos en el curso ‘perro urbano’  lo entrenaremos aún en más profundidad.

RUIDOS EN EL ANDÉN Y DENTRO DEL VAGÓN DEL METRO

Nosotros estamos muy acostumbrados a todos los ruidos asociados la metro, pero nuestros perros no tienen porque. Haz la prueba, cierra los ojos unos segundos en el metro y presta atención a todos los ruidos presentes : puertas abriendo y cerrando, personas hablando, cantando, la voz de los altavoces, el tren llegando al andén..

Dependiendo de la sensibilidad de tu perro y lo que haya vivido le afectará más o menos. Por eso siempre hablo de la importancia de la socialización.  Para ayudar a nuestro perro a que disfrute del viaje como nosotros, le iremos exponiendo progresivamente a los ruidos.

perro-dentro-metro

Os propongo el siguiente plan de entrenamiento.

Este plan es general, así que observa mucho a tu perro y ves a su ritmo. No olvides que nuestro objetivo es que tu perro viaje en metro tranquilo.

Cómo veremos más adelante las normas del metro incluyen el uso del bozal, así que antes de acceder a esta parte deberemos acostumbrar a nuestro perro la bozal.

Día 1: Visita a la estación (sin bajar la andén). Únicamente pasar caminando sin parar.

Día 2: Visita a la estación, permaneciendo unos minutos. Intenta observar cuantas personas pasan con maletas, patinetes, niños, y un largo etc…

Día 3: Pasa la puerta del a estación, sobretodo ten cuidado! Queremos que tenga una buena experiencia. Recuerda que bajar por las escaleras automáticas es MUY peligroso. Te tocará hacer ejercicios, que nunca viene mal. Una vez en el andén, puedes quedarte a que pasen dos vagones. Ese día no subirá´s, demasiadas emociones para un día.

Día 4:  Hoy es el día, viaja una parada con tu perro. Te recomiendo que si en los días anteriores tu perro ha estado muy nervioso viajes en el tren de la RENFE antes que hacerlo en metro. Dentro del vagón, aporta seguridad a tu perro, por ejemplo puedes enseñarle a ponerse debajo de tus piernas. Ves premiando que esté tranquilo.

Día 5: Si los días anteriores tu perro ha estado tranquilo, puedes empezar a viajar en metro por tu ciudad dos o tres veces por semana, para que se acostumbre del todo.

MUCHAS PERSONAS JUNTAS Y OTROS PERROS EN UN ESPACIO REDUCIDO.

Personalmente es algo que me agobia también. Intenta ir siempre en vagones má´s vacíos o viajar en horas que no haya tanta gente, así ayudarás  a tu perro a no sentirse tan agobiado.

Evita que la gente le agobie, es triste pero no vivimos en un paí´s que sepa saludar a los perros, y puede ser que se le abalancen o incluso que le abracen o cojan de la cola (hablo por experiencia). Intenta que si le saludan sea de manera tranquila y no invasiva.

Por social que sea tu perro es una situación muy incómoda. ¿Te imaginas que te abrazara alguien desconocido en el ascensor?

Es normal que hayan otros perros viajando también en el metro. Intenta no encontrarte de frente, o que alguno de los perros se sienta acorralado. Piensa que en ese momento no van a poder comunicarse como a ellos les gusta y se sienten Augusto. Minimiza todo l o que puedas los encuentros invasores tanto por parte de perros como personas.

En este punto es realmente importante que nuestro perro esté´ bien socializando con personas y no le importe estar rodeado de gente. Esto no se consigue de un dia para otro. Sobretodo observa mucho a tu perro para ir a su ritmo y si la situación es difícil consulta con un profesional.

Puedes entrenar esta situación en lugares concurridos que no sean el metro, para ir acostumbrando a tu perro a las aglomeraciones. Por ejemplo, pasear por el centro, ir de compras, tomar un café´ en un restaurante Dog-friendly.

ENTRAR Y SALIR POR PUERTAS ESTRECHAS Y AUTOMÁTICAS

Seguro que ni lo habías pensado. Lo má´s importante es que no tenga ninguna mala experiencia. Estate atengo que las puertas no se cierren mientras pasa, yo pongo mi cuerpo justo en la puerta por si se cierra que me coja a mí´. Y si la puerta es de las que gira, dejó pasar primero a mi perro y luego pasó yo.

dalmata-en-el-metropuerta-metro

SUBIR Y BAJAR ESCALERAS ESTRECHAS LLENAS DE GENTE

Parece una tontería, pero seguro que tu perro se emociona cuando sube o baja escaleras. Muchas veces incluso nosotros sin darnos cuenta hemos potenciado eso, animandole o dándole prisa. En este momento podemos enseñar el comando ‘poco a poco’ para que aprenda a caminar lento en esas ocasiones. Así, podremos bajar y subir escaleras tranquilamente.

escaleras-perro

ESTAR QUIETO DURANTE EL TRAYECTO

En este punto no entraría solo el hecho de enseñar a nuestro perro el comando quieto, sino que aprendiera a no hacer nada. Algo que no es nada fácil. Los ejercicios de autocontrol, como los que encontráis en el vídeo de juegos mentales para perros pueden ayudar a tu perro a estar tranquilo.

Como vengo explicando, sería  fantástico que pudieras practicar antes de este momento. Por ejemplo, sentándote en un banco de la calle, premia cuando tu perro esté tranquilo.

Empieza por unos cuantos minutos y poco a poco ves aumentando los tiempos y los estímulos del lugar.

perros-en-el-metro

Quiero compartir en este post la experiencia de alguno de nuestros alumnos estrella : El cahorrete de Jimmy y el pecoso de Momo.

El cachorro de Jimmy & Rafa

Mezcla de pastor alemán de 8 meses.

  • Habías viajado antes con tu perro en transporte público?  Es la primera vez que viajo con Jimmy, de hecho yo mismo no suelo utilizar mucho el transporte público. Me muevo en bici normalmente.
  • ¿Cómo has visto la reacción de la gente al acceder al metro con Jimmy? Creo que aún no están acostumbrados a ver a perros dentro del metro, y mucha gente se sorprende.
  • ¿Crees que las medidas de seguridad son excesivas? No me parecen excesivas. Creo que el bozal y no acceder en horas puntas son muy buenas prácticas. Incluso habilitaría unos vagones especiales donde acceder con perro para dejar otros vagones libres de perros para aquellas personas que no quieran compartir su viaje con ellos.

perro-grande-metro

El pecoso de Momo & Álex

Dálmata de 18 meses

  • ¿Has viajado alguna vez con Momo en transporte público?  Únicamente había viajado en tren para ir a la playa o a otros parques de la ciudad.
  • ¿Ahora que puedes viajar en metro con Momo utilizarás frecuentemente este servicio?No creo que lo utilice frecuentemente pero si de manera puntual para poder descubrir nuevos lugares de Barcelona con Momo.
  • ¿Cómo has percibido la reacción de la gente? He notado que cada vez que entrábamos en algún vagón la gente sonreía al ver a Momo.
  • ¿Crees que las medidas de seguridad son excesivas? Creo que las medidas son adecuadas, es importante que todo el mundo se sienta seguro mientras viaja. Y si queremos mantener este avance todos debemos cumplir las normas .

viajar en el metro de Barcelona con un perro

Cuéntame en los comentarios tu experiencia en el metro, crees que los demás pasajeros están preparados para nuestra entrada triunfal? 

¡BUEN VIAJE EN METRO CON VUESTRO PERRO!


En el curso perro urbano trataremos en profundidad este tema además de otras situaciones que nos encontramos en la ciudad: ir de compras, pasear por la calle …

adiestramiento en la ciudad

PAT

4 Comentarios

  • Raquel Ortega Rodríguez Posted 22 mayo, 2018 4:31 pm

    Tengo un bichon maltés de 10 meses, es obligatorio bozal??

    • Patricia Guerrero Posted 11 junio, 2018 12:37 pm

      Si cariño, todos los perros independientemente de su tamaño y edad.

  • Ariel Posted 21 octubre, 2018 1:04 pm

    Se puede llevar al perro en un bolso? (bolsos preparados para viajes en avion)

    • Patricia Guerrero Posted 1 noviembre, 2018 8:16 pm

      Si! de hecho puedes llevarle caminando. Sólo te piden qeu vaya atado y con bozal y dentro del horario establecido. Pero si vas más cómodo en el tranprtín genial!

Añadir comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.